Carlos Sanz


Carlos superviviente de CUATRO –he escrito, CUATRO Y NO ME HE EQUIVOCADO- trasplantes de hígado.

Hay que tener agallas, la fuerza y la impresionante FE que el titán de DON CARLOS le ha demostrado al mundo desde aquel inolvidable JUNIO DEL 2002 que su diminuto y gigantesco – a la vez- cuerpo era perforado por las hábiles y expertas manos de los “ingenieros” del Hospital Clínico de Zaragoza tras haber salido indemne de su eterno peregrinar por el feudo madrileño de Puerta de Hierro, para encarar su nueva y apasionante andadura.

Cuatro lustros por esos campos de Dios, luego “asistente” en la División de Honor para ayudar a las estrellas del silbato.

Todos los que han comandado tríos pueden hacer pública connotación de su solidaridad, lealtad y disponibilidad. Carlos siempre ha pensado primero en el compañero y luego en él. Daudén o Prados certificarían ante notario lo que apresuradamente escribo.

Y ese primero tú es lo que también ha guiado a Carlos en esta denodada lucha que está llevando desde su Fundación en auxilio de los que han sufrido percances iguales o similares al suyo. Como superviviente personal de esa terrible palabra –TRASPLANTE- gracias, millones de gracias por todo lo que haces, pero sobre todo y por encima de todo, por esa IMPAGABLE LECCIÓN de VIVIR CON GANAS.

Maestro, amigo, hermano, gracias y que DIOS te lo premie. Nosotros nunca podremos hacerlo. Estás muy por encima de un mortal pecador.

José María García
Periodista

haz tu aportación

Necesitamos tu
colaboración

Hazte donante

Hazte socio

... con tu ayuda podremos
conseguir los fines ...

Enviando tu email aceptas las condiciones legales

DONANTES FAMOSOS